Inspiración desesperanzada

Y a dónde se fue la educación? Desde hace mucho tiempo no la veo, quizás se suicidó. Aunque un fulano me dijo que eso no era posible, porque ella es inmortal. Lo que pasa es que se esconde cuando viene crisis, porque no quiere correr con la misma suerte de aquellos señores, los valores, a los que crisis asesinó. Por supuesto, aclaró ese fulano, no hay que preocuparse mucho porque la educación es fértil y se reproduce como los conejos. El problema es que sus hijos crecen siguiendo el ritmo de un morrocoy con tres patas.

Entonces, me encuentro aquí, en mi cama, atrapado en mis pensamientos mientras trato de traducirlos en palabras, en metáfora, en algo que no va a ningún lado, pero a veces llega lejos. El problema es que no se sabe a dónde, pero en este momento no importa nada más que la magia de la materialización virtual del pensamiento.

Buenas noches de mi parte a todo aquel que llegue hasta este punto del estado. Un fulano llamado David que casi nunca hace uso de “esto” que ahora llamamos comunicación. Una comunicación de gritos al aire, no dedicada a alguien específico.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s